PROBLEMAS CON EL VECINO

15
Ene

Por desgracia, ocurre más a menudo de lo que debería, que un vecino se niegue a reparar el foco de un siniestro ubicado en su hogar, el cual nos perjudica a nosotros.

El siniestro más frecuente es el de daños por agua, proveniente del vecino de arriba.

Pueden darse tres casos:

A.    Que el vecino-causante de parte a su seguro y se repare el foco del siniestro, y nuestros daños. Seria          lo ideal para solventar la incidencia sin conflictos.

B.    El vecino-causante no tiene seguro, pero repara el foco del siniestro por su cuenta, y nuestro                        seguro una vez reparado el foco del siniestro nos reparará nuestros daños. Posteriormente nuestro            seguro, reclamará al vecino-causante el recobro de los costes de nuestra reparación, y no nos                      imputarán dicho siniestro como de culpa.

C.    El vecino-causante no tiene seguro, y se niega a reparar.

 

El caso C es el que nos crea problemas, y a continuación reflejamos los pasos a dar para solventarlo:

Nuestra compañía de seguros, que nos cubre el hogar, a través de su departamento de protección jurídica, realiza una reclamación amistosa al vecino causante de los daños (deberemos de facilitar su nombre, apellidos y dirección).

Después del envío de dicha reclamación amistosa puede ocurrir:

  1. Que haga efecto, y el vecino- causante, repare. Fin del problema.
  2. Que no haga efecto, y el vecino- causante, siga sin entrar en razón, y continúe negándose a reparar. En este caso nuestra compañía de seguros, procederá a realizar una reclamación por vía judicial, asumiendo ella la totalidad de los gastos.

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *